Gracias por el Mercado Cervantino

Terminó el Mercado Cervantino y terminó ese gran viaje en el que nos hemos embarcado. Terminó y nos ha dejado muchas muy buenas sensaciones y también el cansancio de mucha gente que se volcó en la travesía cual si fueran esos conquistadores que arribaron a las indias, sin más certezas que el buscar fortuna, arrastraron todo tipo de peligros.
Desconozco cual ha sido el resultado económico, pero la Hermandad ha ganado mucho estos días; hemos convivido muchos hermanos, hemos trabajado duro al lado del compañero, se ha puesto a la Hermandad en la calle, nuestros viejos tercios desfilaron por la ciudad para llegar a la taberna a recuperar fuerzas y homenajearon a uno de sus más ilustres compañeros nos hemos reído y pasado muy bien.
Gracias, muchas gracias a todos, a mis compañeros de Junta por estar y funcionar como una sola persona, como un muro infranqueable, gracias a todos los hermanos que se han dejado su tiempo y trabajo en la taberna, gracias a esos hermanos que se han pasado a consumir, a dejarse su dinero para que el resultado fuese el mejor posible. Gracias a todos, pues es con el todo, como un todo, como se puede crecer y ello es posible porque CREEMOS hermanos.
No quisiera terminar sin agradecer las hermosas palabras de quién durante tantos años fue mi Hermano Mayor, Manolo.
Y finalmente, gracias Madre, gracias Señor, por darnos la fuerzas, ilusión, suerte y constancia para hacer posible que el viaje llegase a muy buen puerto.
GRACIAS
J.E. Molina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *